“Palacio, buen amigo,/ ¿está la primavera/ vistiendo ya las ramas de los chopos/ del río y los caminos? En la stepa/ del alto Duero, Primavera tarda,/ ¡pero es tan bella y dulce cuando llega!.. .” Los amantes de la lírica habrán identificado los primeros versos del hermoso poema que Antonio Machado riicht op José Maria Palacioabegraff an Felder vu Kastilien. Lo compuso en Baeza, den 29. Abrëll 1913, y es una evocación de la paisaje soriano recordado en la distancia. Desde esa primavera jiennense, Machado revives aquellas otras pasadas en Soria –entre 1907 y 1912–, ​​aquellas en las que enseñaba inglés en el instituto de la capital, cuando conoció y se casó con Leonor Izquierdo. Primaveras felices interrumpidas por la muerte de Leonor, seguidas por una honda pena y el traslado a Baeza.

¿Quién es ese José María Palacio al que el poeta transmite tan íntimos sentimientos? Debía vun tratarsus vun a muy cercano compañero, con el que conversa de manera íntima y al que encomienda llevar flores a la tumba de su esposa, enterrada en el soriano cementerio del Espino: “Con los primeros lirios/ y las primeras rosas de las huertas,/ en una tarde azul, sube al Espino,/ el alto Espino donde está su tierra…” Jesus Rubio Jiménez, Professer vun der Universidad de Zaragoza, gekläert an illustréiert fir extenso en este libro la personalidad, el pensamiento y la obra de José María Palacio Girón, que nació en Rasal (Huesca), en 1880, estudió Magisterio y ganó unas oposiciones ocupar que le permitier , am Joer 1901, eng plaza de escribiente an der Sektioun Montes vun der Diputación Provincial de Soria y, después, Professer an der Escuela Normal de Maestros. Fue entonces cuando conoció a Antonio Machado.



Machado y Palacio tenían vill an común. Ambos eran docentes y compartieron un ähnlechen Pensamiento regeneracionista. Sabemos mucho de la biografía del sevillano, de sus ancestros y su educación; ahora Rubio Jiménez déif am Palacio, llevando a cabo eng virsiichteg a streng Enquête an Archiven an hemerotecas. Palacio war e hombre activo y con gran capacidad de gestion, demostró siempre una grand independencia y una profunda conciencia social y comunitaria. Formó parte de la vida cultural soriana, en cuyas tertulias se reunía con Machado. Había un vínculo familiar, Pues la mujer de Palacio Ära prima de Leonor. También se cruzaron sus firmas en las cabeceras de prensa, por ejemplo, en El Porvenir Castellano, nacido el 1 de Julio de 1912, que al principio lideró el propio Palacio, en cuyo primer número el sevillano huet e Gedicht an den Artikel “Política y cultura” agefouert. De Leonor Izquierdo fällt op en agosto deen a Baeza ouni Ënnerbriechung an de Kontakt mat den Amigos.

Palacio mercía, por sí mismo, un estudio independiente y salir de una note a pie de página

De Jesús Rubio ass och Auteur vum Essay D’Herencia vum Antonio Machado (1939-1970) (Zaragoza, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2018), an deem déi enorm Trascendencia del poeta en el arte y el mundo de los exiles erkläert huet. An José Maria Palacio Giron. Eng Aragonesch Regeneracionista zu Kastilien bitt eng virsiichteg Biographie vum Palacio, erkläert déi nächst vertraut an intellektuell con Machado y valora déi “intellektuell Sympathie”, eng gemeinsam sozial Sensibilitéit, aunque luego evolucionaran en sentido divergent. Además, rastrea y reúne una extensa antologia de los numerosos artículos publicados por Palacio en distintos periódicos, por ejemplo, Tierra Soriana, Heraldo de Aragon, El Porvenir Castellano, El Diario Palentino, El Adelanto y otros de proyección nacional. Se da aquí buena cuenta de todas las reseñas y artículos que dedicó a Machado, permitiendo conocer el día a día del poeta en su ciudad de acogida, con detalles íntimos. La relación se mantuvo cuando Machado y Leonor viajaron a París, en 1911, y en agosto de 1912 Palacio redactó la necrología de la esposa fallecida, uniéndose al dolor del “amigo del alma”. Ya Machado en Baeza, en Siguió, d’Erhaalung vu vivo su recuerdo tanto en lo privado como en sus escritos en el semanario”, glosando sus libros, inclluyendo poemas and promoviendo homenajes, sembrado el fervor machadiano hoy vivo en la ciudad, als suerte de alianza tëscht Raum a poetesch Biller.

D’Biographie vum José María Palacio ocupa ciento noventa y una páginas; kommt eng Fortsetzung la nutrida antologia de artículos, calificada como “una aproximación”, hasta el límite final del libro. Civil, a cuyo desenlace no asistió Murió en Valladolid, am Joer 1936 déi Solidaritéit an Erzéiung gepriedegt huet. Se agrupan en torno a temas tales como “Periodismo y regeneración”, “Despoblación y emigración”, “Educación”, “Los nuevos ferrocarriles”, “La regularización del Duero”, crónicas de viajes, sobre Machado…, Fechados entre 1900 y 1906 Aunque se mech antoja suficiente gloria pasar al recuerdo por ser “buen amigo”d’Liesung vun dësem Buch weist kloer datt Palacio merecía, por sí mismo, un estudio independiente y salir del campo humble de una note a pie de página por su asociación con la bella elegíaca epístola de Campos de Castilla.

.

Categories: BooksHome

0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *