Cuatro veces en tres años y medio. Ni las caras de Bélmez se aparecieron tanto. Primero fueron una multitud de caras de arcilla sech un d’Mauerbild vun der Puerta de Almodovar, am Juni 2019. Menudo revuelo se montó, con presencia de autoridades y retirada urgente para evitar daños al lienzo. Am Dezember 2020, otro par de caras de barro aparecieron frente al Alcázar. A punto estuvieron de borrarse antes de ser vistas, pero no, salieron en los papeles. Enero del año pasado, otro puñado de caras vino a decorar una pared del Miraflores Parkun lugar muy rebuscado si el artista buscaba notoriedad, para culminar este mes de enero con una cuarta entrega en la calle Caldereros, esta vez, bien pintaditas de blanco, pegadas con sumo cuidado y esmero muy erop um Pared vun engem onbewunnten Haus. Escasos de elements disruptivos amables como este, los medios locales (y nacionales), incluidas las televisiones, se han hecho eco por cuarta vez de un acontecimiento que, de no ser porque el autor sigue oculto en el Anonymitéit, si es que es el mismo y no ha tenido relevo en este tiempo, kee levantarían Buergermeeschter revuelo. No es la premierra vez que Córdoba amanece con un actuación de este type. El man rio que dos espontáneo Artists depositaron una noche en el Guadalquivir a su paso por la ciudad ya sorprendió a la ciudadanía y se granjeó el agrado de los cordobeses hasta tal punto que el Ayuntamiento encargó una segunda de la obra que llevóen ha huella en una Plaz installéiert junto al puente de Miraflores. Luego fue el callejero pirataobra de una pareja de artists que fue dosificando el interés del publico, renombrando pendante sucesivas noches distintas vias con frases sugerentes sin perder el anonimato hasta mucho tiempo después.

¿Arte, Vandalismus oder qué otra cosa?

Diario CÓRDOBA ha preguntado a Kënschtler an Experten en arte sobre la cuestión y hay opinionses diversas, aunque all coinciden an una cosa. Kee Jong Arte nach Vandalismus. Y no está mal que la realidad nos sorprenda de vez en cuando. Aunque la repetición, que para algunos alimenta el misterio, a otros empiece a provocarles tedio.

“Me gusta verlas, esas interventions que aparecen de repente generan curiosidad y tienen sur interés”

Nieves Galiot – Artista




Déi Plastesch Kënschtler Nieves Galiot erstellt dat las caras de arcilla que, como champiñones, brotan cada cierto tiempo en las calles de Córdoba “no son una genialidad, pero causan un effekto sorpresa datt d’Leit agradéieren”. Para la artista, las caras en sí, algunas de las cuales ha ido a ver, están bien resueltas y no molestan, al contrario, “me gusta verlas, para mí esas interventions urbanas espontáneas que aparecen de repente generan curiosidad y solo por eso creo que tienen su interés”.

“El callejero pirata tenía una dimensión más poetica, esto tiene su gracia, pero no un sentido artistico”

Óscar Fernandez – Konschtkurator


Dekoratioun

Al comisario de exposiciones y coordinateur de la sala Vimcorsa y center de arte Pepe Espaliu, Oscar Fernandezder parece algo anekdotesch que, “sin ser una genialidad ni un acto vandálico”, adoles de cierta profundidad como intervención. “El callejero pirata tenía una dimensión más poetica, esto de las caras tiene su gracia, sirve para romper la rutina, pero no le encuentro un sentido artístico”, afirma, “el arte público es mès complejo que lleve a alguna reflexionesté” méi ausgeglach”. Para él, “no se ve que haya algo más allá que un gesto divertido”. An der Meenung, ass et kloer, datt et net fäeg ass e Gamberrada ze generéieren una marca y dejar un rastro en la ciudad, “esa es su virtud, porque no es offensive, y su defecto, porque no tiene profundidad”.

“No es igual colocar las caras en un monumento o bien protegido que en una tapia de un polígono industrial”

Maria José Ruiz – Artista


Dekoratioun

Déi pintora maria jose ruiz no ha seguido la historia y hace un análisis benevolente de la iniciativa. “A mí me parecen bonitas, sobre todo, estas últimas blancas, por lo que veo en las photos, están bien hechas”, afirma, “stellt Iech vir, datt d’Iwwerleeung ob d’Algo Sea una obra de arte o vandalismo hänkt vu verschiddene Faktoren of. An enger artistescher Interventioun prima la calidad estética, el valor técnico y estilístico. También hänkt vun der sitio donde aparezcan of, no es igual que coloquen las caras sur un monumento o bien urbano protegido que en una tapia de un polígono industrial.

“Para mí, esto de las caras no pasa de ser algo anecdótico y carente de interés que empieza a ser cansino”

Kapp Álvarez – Artista


Dekoratioun

De Plastik Kënschtler Chef Alvarezno lo considera vandalismo porque no atentan contra el patrimonio, pero como artistesch Interventioun, asevera, “para mí esto no pasa de ser algo anecdótico y carente de interés que Empieza a ser cansino aunque imagino que quien la pone se vendrá arriba elcuando nächst dat ass et.”

“Banksy mola porque tiene un criterio social y expresa una critica al sistema, esto no sé qué sentido tiene”

Fernando Vacas – Musek a Kënschtler


Dekoratioun

“No creo que tengan valor artistico, yo no capto el mensaje, solo veo alguien que busca llamar la atención”

Jesus Alcaide – Konschtkritiker


Dekoratioun

Fernando VacasKënschtler polifacetico e impulsive vum Projet Stad vun Iddien, encuentra cierta gracia an der Interventioun. “Creo que tienen cierto valor artístico, siniestro, pero lo tienen”, afirma, aunque sin mayor trascendencia. “Banksy mola porque tiene un criterio social y expresa una critica contra el sistema”, apunta, “esto no sé qué sentido tiene”. Tampoco le encuentra ningún sentido a la Interventioun el Critique de Arte Jesús Alcaide. “No Tengo Opinión sobre el thema, ni mech provoka ningún interés”, asegura, “no creo que esas caras tengan valor artistico, yo no capto el mensaje si es que lo hay, ni una intention, algo falla, yo solo veo alguien que quiere llamar la atención y ocupar un espacio en los medios”, sentencia rotundo.

“El arte es otra cosa, esto es algo llamativo, curioso, está bien como ocurrencia, pero nada más”

José Manuel Belmonte – Escultor


Dekoratioun

El Escultor Cordovan José Manuel Belmonte lo betruecht eng Form vu “graffiti volumetresch”. D’Ënnerscheeder vun den éischten Interventiounen, d’Cree que las últimas, d’Halladas sobre la pared de una casa, están “hechas a conciencia, con cuidado, esto no se ha hecho en media hora”. Para Belmonte, keng Heu delito o Vandalismus si bien la actuación, venga de quien venga, ha perdido el factor sorpresa. “El arte es otra cosa, esto es algo llamativo, curioso”. Senger Meenung no, “está bien como ocurrencia, pero nada más”. Para Belmonte, “Lo rompedor no es ponerte a pintar donde se te antoje, y pegar caras con cemento en según qué sitios puede causar algún destrozo y eso no tiene gracia, por eso lo de la muralla no me gustó”. Fir dës Apostilla que Serie méi interessant fir Kënschtler ze besëtzen an día la calle para hacer una demostración pública de cómo se crea una obra, “eso sí estaría bien, occupar espacios públicos sin permiso … no lo veo”.

.


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *