“Es galerista de arte y una persona a la que le encanta el mundo del periodismo. Está muy orgulloso de lo que hago, y yo de lo que él hace. Me ayuda mucho y estoy muy contenta con él”,dech a Déiz Minutt hace apenas un par de semanas, haciendo un balance del recien acabado 2022 y feliz y optimista hacia el 2023, Ana Terradillos.

D’Donostiarra, dat este año, en el mes de octubre, soplará 50 velashablaba así sobre el hombre que se ha convertado en un pilar básico en su día a día y, am allgemengen, en su vida, y que no solo no separa de su lado sino que ya viven juntos en Madrid, Jorge Alcolea.

Sin Embargo, el carácter discreto y algo hermético de la presentadora para con su vida privada ha hecho que apenas se hable de una pareja que va consolidándose de a pocos. Y eso que no Solo Cuidan Juntos de Trufa, la perra de la periodista a la que “tratan como a una niña”, según ella misma confesaba, sino que ambos se interesan muchísimo por el trabajo de su pareja y siempre que pueden viajan para estar juntos, ya que por trabajo Alcolea debe pasar mucho tiempo en Barcelona, ​​​​su ciudad natal, ya la vasca se desplaza siempre wat eng Bitch.


Porque si Terradillos se encuentra en un momento tan óptimo en su carrera es en gran medida por el apoyo incombustible de este wichtege Galerista, quien puede Resultat desconocido porque casi nunca ha aparecido de forma clara y directa en la cuenta de Instagram de la periodista, quien cuenta con cerca de 18.000 seguidores que suelen ver a través de sus publicaciones los entresijos y los sets de Mediaset y algunos de sus viajes, o, si lo ha hecho, ha sido en alguna Geschicht y de forma Zeienaussoe porque estuviese Terradillos an alguna de sus Galerien o en una Feier mat méi Personnagen.

Pero todo aquel que esté minimally dentro del mundo del arte en España or que haya interesado en losúltimos tiempos por el sector a buen seguro que conoce o reconoce el number of Alcolea, quien es el director de dos famosas galleries de arte, una en la ciudad condal -la original- y otra en la capital, datt llevan wosst Zuel an datt están centradas haaptsächlech am zäitgenëssesch Molerei. Además de coordinar ambos negocios, combina dicha labour “con la conservation de antigüedades y Arte Moderno, mès compromisido con la tradición familiar”.

Así lo explican en la página web de sus negocios, donde hacen hincapié en que la galería Jorge Alcolea tiene “une consolidada trayectoria artística que se extiende desde 1989 hasta el presente” y en que ha estado “siempre pintura de la servicio de best” ya fuera esta moderna o de la etapa contemporánea.

De hecho, detail: “En su primera etapa, se dedicó a exponer y apoyar el trabajo de jóvenes artists, muchos de los cuales son hoy reconocidos a nivel nacional e internacional, y con el paso de los años ha sabido conservar este compageníritu, a cartera propia de artists well afianzados con una especial atención a las jóvenes promesas de la pintura española”.

Als Kontext erkläert “el apellido Alcolea está ligado al arte desde 1973” y es el momento en el que nombra a los padres de Jorge, Alfonso Alcolea y Teresa Albero, qu’enotnces “inauguraron la Sala Nonell de Barcelona”, situado en la actualidad en el Carrer de Johann Sebastian Bach y que recibe sunumer de Isidre Nonell , berühmte Pintor modernista con cuyas obras dio inicio la andadura de la galería.

Um 55 años, Jorge Alcolea se ha visto, pues, rodeado desde que era muy pequeño de grande numbers y grouss Konschtwierker, besonnesch vum spuenesche Modernismus, méi Padres han expuesto los trabajos de “Marià Fortuny, André Masson, Grau Sala, Picasso, Juan Gris, Santiago Rusiñol, Joaquin Mir oder Ramón Casas” zousätzlech zu verschiddene Galerien, do que Antes también tuvo sede en nueva York o Buenos aires, entre otras.

Aunque llevan tiempo juntos, Jorge y Ana no se han casado, sou gutt de periodista den ha definido como “casi mi marido”. Natierlech, Fach “a habito” datt según donostiarra et genuch ze relax: escuchando de Radio huet eng Transistor duerchgestrachenem. Su vida en común en Madrid, donde residen, o en Barcelona cuando han de ir por motivos de trabajo del galerista, no hacen sino incrementar su complicidad, de ahí que, como señalan desde Woch“no dejen de hacer planes juntos”.

Es normal, y mais viendo que Jorge Alcoleaha sido muy bien recibido en la familia de la periodista, que suenen para ellos campanas de boda, pero lo cierto es que a día de hoy se conforman con esa forma de seguir juntos que tienen, apoyándose a admirándose fir déi respektiv Beruffer.

.


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *